KINDER

El espacio del preescolar es un lugar acogedor y tranquilo, dividido en cuatro cursos (dos de alemán y dos de francés) que cuenta con una arenera y varios juegos.

El equipo pedagógico del Colegio Helvetia ha decidido configurar ambientes diversos de trabajo para para promover en los niños un desarrollo armónico e integral de todas sus capacidades, tanto a nivel social personal, como académico. Trabajar por medio del tándem de inmersión, es decir, teniendo en cada clase una profesora responsable de curso, quien se encarga de trabajar todas las dimensiones en el segundo idioma, y otra docente quien la apoya en esta labor, es una de las bases metodológicas primordiales.

En esta etapa, los niños hacen valiosos aprendizajes en los proyectos que se desarrollan en paralelo a lo largo del año escolar.  Llevarlos a cabo en los dos idiomas permite una profundización y un análisis crítico por parte de los alumnos . Se promueve también el fortalecimiento de la lengua materna durante todo el ciclo del kínder, pues hay clases de español a diario, en medios grupos.

En esta etapa se da continuidad al proceso de lectoescritura no formal y se fortalecen  los dispositivos básicos de aprendizaje (sensopercepción, motricidad, memoria y atención) . Trabajar  las cinco dimensiones (cognitiva, comunicativa, artística, personal social y corporal) en los dos idiomas, bien sea en medios grupos o en grupo completo, potencia un desarrollo de la personalidad, la autoestima y la autonomía en los alumnos, lo cual contribuye a la construcción de una sana convivencia, basada en el respeto y la tolerancia.

Se genera de manera muy natural la pertenencia a  un contexto bicultural que se irá fortaleciendo a lo largo de toda la escolaridad en el Colegio.